ALTAS CAPACIDADES.

ALTAS CAPACIDADES

Sobredotación y altas capacidades.

Suele considerarse que un alumno es sobredotado intelectualmente cuando tiene un elevado nivel  en las aptitudes intelectuales: memoria, aptitud espacial, razonamiento lógico, gestión perceptual, razonamiento matemático… Normalmente esto se considera en edades a partir de 12 años. Se considera además, que estamos ante un alumno o alumna superdotado cuando al perfil aptitudinal anterior, le acompaña una alta creatividad.

Precocidad intelectual.

La precocidad no es tanto un fenómeno intelectual como evolutivo. Implica un ritmo de desarrollo muy rápido durante las primeras etapas de la infancia, pero no necesariamente un nivel de habilidades intelectuales superior al final del desarrollo (12-13 años).

De este modo, los alumnos o alumnas precoces suelen manifestar un mayor número de recursos intelectuales que sus compañeros y compañeras mientras estos recursos están en período de desarrollo pero, acabada la maduración, su capacidad intelectual es normal. Su precocidad suele ser más manifiesta cuantos más jóvenes son.

La precocidad se distingue de los dos conceptos expuestos previamente, ya que es un fenómeno fundamentalmente evolutivo, mientras que la superdotación intelectual, la superdotacióny el talento son fenómenos cognitivos estables a lo largo de la maduración.

Cómo saber si tiene…

Desde el ámbito de la atención a la diversidad y de la atención al alumnado con Necesidades Educativas Especiales, que propugna el Sistema Educativo vigente, a estos alumnos y alumnas se les debe identificar para ofrecerles la respuesta educativa más adecuada a sus capacidades. La identificación del alumnado con Altas Capacidades implica un conjunto en el que deben intervenir tanto la familia como el centro escolar y los Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógicos, cada uno de ellos con aportaciones específicas

Sería conveniente resaltar los dos ámbitos desde los que se pueden identificar, en un primer momento, al alumnado con un perfil de Altas Capacidades:

  • Desde la familia: por medio de la observación de todos sus componentes, especialmente los padres y madres. Sin duda, son una de las más valiosas fuentes de información, puesto que pueden apreciar conductas, gustos, intereses, etc., diferentes a los que puedan aparecer en otros contextos (social y escolar).
  • Desde el centro: mediante las observaciones del profesorado.

Algunas características a identificar.

A continuación se ofrecen algunas características que servirán de ayuda para identificar a un niño o niña con posibles Altas Capacidades en los primeros años de su escolaridad, aunque se deberá tener en cuenta que no siempre conlleva determinación:

  • Tiene un vocabulario inusualmente avanzado para su nivel de edad y grado.
  • Es una persona observadora.
  • Tiene mucha destreza para el deporte.
  • Muestra muchos intereses.
  • Prefiere la compañía de adultos y compañeros y compañeras mayores.
  • Tiene muchas y diferentes formas de resolver problemas.
  • Se expresa con bastante soltura y fluidez.
  • Retiene la información de las cosas que ha observado.
  • Muestra un control fino avanzado en actividades como escribir, colorear y construir cosas.
  • Siente especial curiosidad por conocer el mundo circundante y por saber cómo funcionan las cosas.
  • Muestra gran capacidad de influencia en las otras personas.
  • Usa la imaginación y la fantasía para aprender y explorar.
  • Es raro que utilice la acción (como por ejemplo gestos) para comunicarse oralmente.
  • Maneja una gran cantidad de información.
  • Muestra una buena coordinación en sus movimientos (saltar a la «comba», montar en bicicleta, etc.).
  • Manifiesta gran curiosidad que  le lleva a  preguntar constantemente.
  • Muestra gran comprensión y sensibilidad por las necesidades de los demás.
  • Se da cuenta de algunos problemas que otros a menudo no ven.
  • Tiene habilidad para contar o reproducir historias y sucesos con gran detalle.
  • Aprendió a leer con poca ayuda a una edad temprana (sobre los 4 años).
  • Mantiene bien el equilibrio, por ejemplo, cuando salta a la pata coja.
  • Es persistente y tenaz con las tareas que le interesan.
  • Es una persona carismática, parece que los demás «giran» a su alrededor.
  • Muestra una gran capacidad de atención.
  • Toma iniciativas para hacer cosas.
  • Muestra especial sensibilidad sobre temas tan complejos como la muerte, la guerra y el hambre del mundo.
  • Piensa y habla con fluidez.
  • Produce gran cantidad de ideas, posibilidades y  consecuencias relacionadas con situaciones concretas.
  • Es una persona observadora, aguda, atenta y perspicaz.
  • Tiene ideas poco habituales.
  • Realiza tareas difíciles para su edad.
  • Aprende mejor y más rápido .
  • Hace muchas preguntas sugerentes.
  • Comprende conceptos y relaciones numéricas avanzadas para su edad.
  • Disfruta aprendiendo por el mero hecho de aprender.
  • Ve los problemas como desafíos y le fascina la idea de resolverlos.

(Adaptación de la Escala de Observación para Padres/Madres de M.ª Dolores Prieto, 2000